6 ago. 2009

Control (Anton Corbijn)


Control es una de esas tantas películas que se han filmado para hacer honor a la historia de bandas famosas que han dejado huella en la historia de la música. Control es dirigida por Anton Corbijn, un famoso y renombrado director de videos musicales que ha desarrollado su carrera desde los años setentas. Ha dirigido casi todos los videos de Depeche Mode, también de otras bandas como Front 242, U2, Coldplay, At the drive in, entre otras bandas de igual importancia.

Para ver o entender y disfrutar al mismo tiempo esta película, es necesario que conozcamos un poco sobre la vida de Ian Curtis, que es sobre este personaje central que se desarrolla la película. Ian Curtis fue vocalista de Joy Division, una banda que Post Punk que surgió a finales de los setentas, y que desafortunadamente tuvieron una corta carrera musical, pero también afortunadamente porque si Joy Division hubiera continuado con muchos años de trayectoria, quizás hoy no serían ni representarían lo que es Joy Division para sus seguidores y para la música en general.



En ciertas ocasiones, es mejor morir joven y convertirse en una leyenda, saltar y apoderarse de la inmortalidad en un acto suicida es algo que podemos hacer todos, pero, ¿realmente estás dispuesto a convertirte en una leyenda sacrificando tu propia vida?
Obviamente, Ian Curtis no sacrificó su vida para convertirse en una leyenda. Él tuvo otros motivos para dar fin a su existencia y es sobre estas razones y todo lo que hubo detrás de ellas es lo que pueden encontrar en esta película. Un aspecto importante de esta película son las actuaciones que llegan a convertirse en seres planos, inexpresivos, vacíos, carentes de emociones positivas y esto es lo más cool de la película, porque Anton Corbijn logra transmitir lo que en verdad fue la vida de Ian Curtis y todo lo que lo rodeaba. La película es lenta, pero esta lentitud es precisamente lo que creo se buscaba transmitir al espectador.

Control es una película magnífica que puede ser del agrado de cualquier persona que disfruta del cine y de la música; en ella podrán encontrar una dirección impecable de Anton Corbijn que convivió con esta banda y fue testigo de lo que representaba Joy Division en aquella época. Además, podrán disfrutar de las canciones más importantes de la banda, todo esto con escenas en blanco y negro llenas de vacíos emocionales que acompañaron la vida de Ian Curtis.





No hay comentarios:

Publicar un comentario