15 mar. 2010

Maniac (1980)

Debo admitir que esta película ha sido de las más violentas y obscuras que he visto. El guión sonará muy trillado considerando a otras películas, pero lo que destaca a esta película es la brutalidad de las escenas.

Frank Zito es un hombre solitario que vive en un pequeño departamento de algún suburbio de Nueva York; en su pequeño hogar colecciona maniquíes a los que viste con ropas de mujer, pelucas y las cuida como si fuesen personas. Cada noche sale a asesinar a mujeres y la policía ahora lo busca por sus múltiples asesinatos. De cada una de estas mujeres se lleva la vestimenta y el cuero cabelludo para ponérselos a sus maniquíes. Cierto día, Frank visita un parque en el que encuentra a una mujer fotógrafa, la observa detenidamente y se percata que deja olvidado su bolso, por lo que Frank se acerca para ver que había y ahí encuentra una pequeña nota en donde aparece el nombre y dirección de la fotógrafa. Todo parece indicar que Frank ha encontrado a su nueva víctima y días después decide visitarla hasta su casa, sin embargo, Frank se ha puesto su mejor ropa y mantiene una plática amena con la fotógrafa que sin conocerlo lo invita amablemente a pasar a su casa. Frank la invita a comer y por increíble que parezca empieza a nacer una amistad entre ellos. Frank sigue asesinando a más mujeres, pero, ¿qué sentimientos posee Frank que impiden que asesine a la fotógrafa?
Como mencioné al principio, Maniac es una película violenta, las escenas de asesinatos son muy grotescas. No es como la mayoría de las películas que encontrarán en este blog, en donde la violencia puede estar mezclada con comedia, Maniac es una película demasiado brutal y simplemente no puedo encontrar otro adjetivo para describirla. La película fue dirigida por William Lustig en el año de 1980 y aparentemente hay planes de que realize un remake. No dudo que haya buenos directores en la actualidad que quieran dirigir dicho remake, lo difícil será encontrar otro actor que personifique a Frank Zito como lo hizo Joe Spinell.

No hay comentarios:

Publicar un comentario